Planeta Tierra brillando envuelto en llama violeta

Meditación de llama violeta para la transformación espiritual

Esta meditación de llama violeta está diseñada para atraer esta energía espiritual poderosa a tu vida personal y desde allí  enviarla a tus seres queridos y al mundo en general.

Intenta dar esta meditación al menos una vez a la semana, solo dura 15 minutos  y vale la pena invertir ese tiempo. Cuanto más des esta meditación, más se beneficiarán tú y tu mundo.

Paso 1: Elige un foco  para tu meditación

Elige un asunto personal o planetario que te inquiete. Por ejemplo, puedes optar por concentrarte  en los niños sin hogar del mundo, los desastres naturales o la amenaza de guerra. Utilizarás este foco  en el paso 9.

Opcional: Obtén ayuda visual como fotografías, recortes de revistas o un mapa relacionado con el foco de tu meditación. Estos te ayudarán en el paso 9 a visualizar la llama violeta en estas situaciones.

Paso 2: Establece un sentido de unidad con la vida

Comienza tu meditación de llama violeta para la transformación espiritual entonando el OM para ayudarte a sentir un sentido de unidad con la vida. Dalo lentamente como un canto:

OM OM OM…

Paso 3: Céntrate  en tu corazón

Ve al interior y atrae conscientemente toda tu atención y energía hasta el punto de tu corazón. Puedes cerrar los ojos y colocar la mano sobre tu corazón para te ayude en la concentración.

Paso 4: Visualízate a ti mismo sellado en una esfera de fuego blanco

Visualiza una llama blanca ardiente en el centro de tu corazón.

A medida que respiras profundamente, ve cómo esta llama llena todo tu pecho y se convierte en un sol brillante.

Visualiza ese sol cada vez más grande hasta que se convierta en una esfera de fuego blanco radiante que te rodea, extendiéndose por encima de tu cabeza, desplegándose a lo largo de tus brazos alrededor de ti y fluyendo debajo de tus pies.

Paso 5: Dar  la oración siguiente para la protección en voz alta

San Germain  y ángeles de la protección, por favor, envuélvanme  en una esfera de fuego blanco radiante mientras doy esta meditación. Que la luz que invoco sea usada para la bendición, sanación y protección de toda vida sobre la Tierra.

Paso 6: Intensifica la Luz dentro de ti

Repite la siguiente afirmación en voz alta tres veces mientras visualizas la esfera de fuego blanco intensificándose y pulsando alrededor de ti.

Oh, poderosa Presencia de Dios, YO SOY, dentro y detrás del Sol
Acojo tu Luz, que inunda toda la Tierra,
En mi vida, en mi mente, en mi espíritu, en mi alma.
¡Irradia y destella tu Luz!
¡Rompe las cadenas de oscuridad  y superstición!
¡Cárgame con la gran claridad de tu radiación de fuego blanco!
¡YO SOY tu hijo, y cada día  me convertiré más en tu manifestación!

Paso 7: Visualiza  la llama violeta

Ahora visualiza el color del sol de fuego blanco a tu alrededor cambiando a violeta.

Visualiza una pequeña llama violeta en el centro de tu corazón, los rayos de fuego violeta se extienden lentamente hacia fuera de esta llama hasta que transforman completamente la luz blanca en un deslumbrante sol de fuego violeta.

Repite la siguiente afirmación varias veces o el tiempo que desees. Dilo en voz alta, rítmica y energéticamente.

¡Fuego violeta, divino Amor,
Llamea en este mi corazón!
Misericordia verdadera Tú eres siempre,
Mantenme en armonía contigo eternamente.

Paso 8: Envía la llama violeta para perdonar a los demás

Ahora envía esta llama violeta como un regalo de perdón a tu familia y amigos. Imagina  que cubre el mundo con comodidad y alegría al dar las siguientes afirmaciones varias veces cada una.

YO SOY el perdón aquí actuando,
Arrojando las dudas y los temores.
La Victoria Cósmica despliega sus alas
Liberando por siempre a todos los hombres.

YO SOY quien invoca con pleno poder
En todo momento la ley del perdón;
A toda vida  y en todo lugar
Inundo con la Gracia del perdón.

 

YO SOY la Llama Violeta
En acción en mí ahora

YO SOY la Llama Violeta
Sólo ante la Luz me inclino

YO SOY la Llama Violeta
En poderosa Fuerza Cósmica

YO SOY la Luz de Dios
Resplandeciendo a toda hora

YO SOY la Llama Violeta
Brillando como un sol

YO SOY el poder sagrado de Dios
Liberando a cada uno

Paso 9: Dirigir la llama violeta a condiciones específicas

Da la siguiente oración en voz alta mientras visualizas la situación o el lugar involucrado, usando una fotografía o un mapa, si lo deseas. Mantén tus manos con las palmas hacia abajo encima de la fotografía o mapa. Ahora visualiza la llama violeta que irradia desde tu corazón a través de tus palmas en la situación para transformarlo.

Por el poder de la luz y el amor dentro de mi corazón y el corazón de Saint Germain y los ángeles de la llama violeta, pido que la luz que estoy a punto de invocar sea dirigida a la(s) siguiente(s) condición(es) ____________________________________________.

Dar   las siguientes dos afirmaciones en voz alta varias veces:

YO SOY la luz del corazón
Brillando en las tinieblas del ser
Y transformándolo todo en el dorado tesoro
De la mente de Cristo.*

YO SOY quien proyecta  mi amor
Hacia el mundo exterior
Para derribar toda barrera
Y borrar todo error

¡YO SOY el poder del amor infinito
Que se amplifica a sí mismo
Hasta ser victorioso
Por los siglos de los siglos!

* Tu Ser real, o conciencia superior. La conciencia Crística universal fue personificada en Jesús y otros avatares y está presente en todos nosotros.

¡Oh llama violeta! ¡Oh llama violeta! ¡Oh  llama violeta!
¡En el nombre de Dios, en el nombre de Dios, en el nombre de Dios!
¡Oh llama violeta! ¡Oh llama violeta! ¡Oh llama violeta!
¡Inunda el mundo, inunda el mundo, inunda el mundo!
¡En el nombre YO SOY, en el nombre YO SOY, en el nombre YO SOY!

¡Que la paz,  la paz se extienda por toda la Tierra!
¡Que el oriente exprese paz,
Que el occidente exprese paz,
Que la paz venga de Oriente y vaya a Occidente,
Venga del norte y vaya al sur,
Y que rodee el mundo!
Que las vestimentas de la Tierra
Estén preparadas para engrandecer al Señor
Este día  y hora y esta noche.
¡Que el mundo permanezca en un aura de paz Divina!

Paso 10: Cierra tu meditación

Da la siguiente oración en voz alta y entona el OM para cerrar tu meditación de llama violeta para la transformación espiritual.

Oh Dios, que la luz invocada a través de esta meditación sea para la bendición y sanación de mi familia, mis amigos y todos los necesitados en todo el mundo. Pido que esta reserva  de luz sature  la Tierra y transmute todas las condiciones que se interponen en el camino de un nuevo día de paz y amor manifestados en este planeta.

OM OM OM…

Sugerencias  para dar la meditación de la llama violeta

Crea un espacio sagrado

Es una buena idea tener un lugar cómodo donde puedas  hacer tu trabajo espiritual sin interrupciones. Puedes montar un pequeño altar con velas, flores, cristales y cuadros que te dan un sentido de lo sagrado. También puedes tener fotos de personas que amas y que necesitan tus oraciones. Crea tu espacio de la manera que más te ayude a meditar.

Ora con profundo amor

Ve al interior y ofrece estas oraciones desde el lugar en tu corazón donde Dios mora. Vierte en ellas el más profundo amor de tu corazón. Cuando concluyas tu trabajo espiritual, puedes orar para contactar a tu fuente divina y para que continúe durante todo el día.

Céntrate en tu corazón y visualiza

Dos importantes pasos preliminares: centrarte en tu corazón y visualizar, pueden mejorar tu éxito en el uso de la llama violeta. Centrarte en tu corazón y visualiza la llama violeta y los cambios que desees producir te ayudarán a aprovechar al máximo el poder para la transformación personal y mundial.

Da las oraciones y afirmaciones más de una vez

Sugerimos que las oraciones y afirmaciones se repitan más de una vez. Esto aumenta su efectividad. En Oriente, la gente repite sus mantras una y otra vez, incluso miles de veces al día. Pero en Occidente estamos menos acostumbrados a la idea de repetir una oración.

En cada  momento la energía de Dios fluye hacia ti. Así que mientras estás dando tus oraciones y afirmaciones, estás continuamente cargando la energía que se mueve a través de ti con el poder de Dios. Cuanto más los repitas, más energía positiva recibes y más puedes enviar al mundo para bendecir a otros.

Ora por unos y otros

Al orar, por ejemplo, por un ser querido que tiene cáncer, puedes  enviar la llama violeta a ese ser querido y por  cada persona en la Tierra que está agobiada por la misma enfermedad.

Espera resultados, pero deja que Dios determine el resultado

La llama violeta comienza a funcionar tan pronto como la invocas. Toma cierto  tiempo  ver los resultados. Nuestras oraciones siempre son contestadas, pero no en  la forma en que lo esperamos. La respuesta puede venir en forma de dirección para hacer algo que te ayudará a lograr por lo que has orado.

O puede venir en forma de consuelo y comprensión a alguien agobiado por una enfermedad, aunque esa enfermedad no puede curarse. Puede ser que la persona por la que estás orando tiene una lección importante que aprender al soportar la carga de la enfermedad. Así que siempre pide que tus oraciones se ajusten a la voluntad de Dios y confía que Dios sabe lo que es mejor para nosotros en todo momento.

Una palabra de precaución: Por favor, entiende que la llama violeta no está destinada  a reemplazar el diagnóstico médico regular o para ser utilizado como un sustituto de la atención médica.

37 comentarios

  1. Hermosisima meditacion. Gracias, gracias, gracias. Que el fuego violeta nos envuelva a todos, al mundo, y transmute todo lo que sea oscuridad para la elevacion y evolucion de la Tierra toda, y el Plan Divino sea. !!

  2. Hoy mi reto #20 lo hice con mucha confianza y concentración y estoy asombrada, gracias por esta gran ayuda espiritual..,

  3. Reto # 24 Realizado … me ha llamado mucho la atencion este recurso de Meditacion de Llama Violeta para la Transformacion espiritual , gracias por darnos Estas enseñanzas tan maravillosas….

  4. “La disciplina es la ley, el cumplimiento del Amor, Podéis convertiros en el Cristo”, gracias por este regalo !

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

 Notificarme por email de respuestas a este artículo